OJO CON EL LICOR ADULTERADO


 

El licor adulterado es otro peligro que se hace más evidente en esta temporada. Este licor embriaga más rápidamente, produce fuerte dolor de cabeza, irritación gástrica, náuseas, vómito, sangrado digestivo, visión borrosa que puede terminar en una ceguera irreversible y finalmente la muerte, si no se acude inmediatamente a una institución de salud.

Para no ser otra víctima de este fenómeno, se recomienda, entre otras cosas: verificar que las etiquetas estén bien adheridas a las botellas y no presenten rasgaduras; que las tapas no estén abolladas, raspadas, ni golpeadas y que los filtros no tengan perforaciones o quemaduras. Igualmente aconseja no comprar licor en la calle, sino en sitios reconocidos y confiables y no confiar en el licor excesivamente barato con respecto a los precios normales.

En razón a que durante la Semana Santa se incrementa la venta de licor adulterado, es necesario que la población esté bien informada sobre los aspectos relacionados con el rotulado y la calidad de las Bebidas Alcohólicas.

Las etiquetas deben estar bien adheridas a las botellas, no deben presentar rasgaduras o enmendaduras y deben contener todas las leyendas obligatorias:

• Nombre y marca del producto, Nombre y ubicación del fabricante, Importador y/o envasador responsable.

• Número de Registro Sanitario aprobado mediante resolución motivada (INVIMA L – 000000).

• Número o código del lote de producción.

• Si es nacional, registrar la expresión "Industria Colombiana".

• En los envases y etiquetas de bebidas alcohólicas no se deben declarar ni sugerir indicaciones terapéuticas.

• Debe aparecer impreso en el extremo inferior de la etiqueta principal la Leyenda "El Exceso de alcohol es Perjudicial para la Salud".

• Debe aparecer en la cara principal de la etiqueta ó al respaldo la Leyenda "Prohíbase el expendio de Bebidas Alcohólicas a menores de edad".

• El estado de los envases, empaques, etiquetas, contraetiquetas, collarines, tapas, bandas, y/o sellos de seguridad deben encontrarse en condiciones aceptables, el deterioro rotura, oxidación y alteración hacen que el producto no sea de calidad aceptable.

Además tener en cuenta lo siguiente:

• En el auténtico aguardiente de la Industria de Licores del Valle, es de anotar que la letra L, que hace parte de la sigla ILV, dibujada en la Tapa es completamente lisa, la gota característica de la empresa se encuentra claramente dibujada entre la tapa y la pestaña de la tapa, tanto botella como la caneca, tiene en la etiqueta una pestaña que es fácilmente desprendible.

• Debe tenerse en cuenta las características propias del producto como son su apariencia, color, turbidez. La presencia de partículas extrañas, en suspensión o elementos extraños, separación de fases y merma en el volumen nominal, deben generar sospecha de la calidad del producto.

• Ante indicios de posibles adulteraciones, falsificaciones o incertidumbre en la calidad de Bebidas alcohólicas, deben tomarse muestras para análisis que se realizaran en el Laboratorio de Salud Pública Departamental.


Número de visitas a esta página 3365
Fecha de publicación 21/03/2012
Última modificación 21/03/2012